¡Qué alegría, que alboroto!

noviembre 22, 2007

SAN FERNANDO

El instituto Sancti Petri registra un altercado entre opositores

El Instituto Sancti Petri fue ayer escenario de una tensa convocatoria de examen para cuatro plazas de portero-conserje del centro. A primera hora de la tarde, un total de 569 aspirantes llegaron al instituto con la intención de iniciar la prueba a la hora prevista, las 16.30 horas. Cuando el Tribunal Calificador se personó en el centro, pasadas las 17.00 horas, anunció una importante novedad: que el examen tendría lugar en tres tandas debido a la escaso aforo del salón de actos del recinto: 150 plazas.

Fuente: http://www.lavozdigital.es/cadiz/20071122/san-fernando/instituto-sancti-petri-registra-20071122.html

Un altercado obliga a suspender unas oposiciones municipales

Los casi 500 opositores a cuatro plazas de conserje en el Ayuntamiento se marcharon ayer del instituto Sancti Petri sin haber realizado la primera prueba de la convocatoria, un examen de dictado y una prueba aritmética. Una bronca lo impidió. Mientras los afectados denunciaban la falta de organización del examen, los miembros del tribunal aludían a que se estaba faltando el respeto a la autoridad competente en este caso para adoptar las medidas que creyera oportunas a fin de llevar a cabo la prueba. Sea como fuere, finalmente el examen se suspendió, según la delegada municipal de Recursos Humanos, Rosario Álvarez, con el objetivo de evitar que la protesta fuera a mayores.

La hora de citación para empezar la prueba era a las cuatro y media de la tarde. Ésa fue la primera circunstancia que motivó el enfado de gran parte de los que iban a llevar a cabo el examen ya que, como narran algunos, los seis integrantes del tribunal llegaron ya con retraso, alrededor de las cinco menos diez de la tarde para ser exactos.

La concejal andalucista y presidenta del tribunal explicó, más tarde, que la demora responde precisamente al hecho de que se puso especial empeño en la elaboración y redacción de esta prueba, para la que el tribunal había quedado tan sólo una hora antes del inicio del examen, es decir, a las tres y media de la tarde. “Fue así, a puerta cerrada y el mismo día de la convocatoria, para garantizar el cumplimiento de las medidas de seguridad. Para que nadie tuviera antes una copia de la prueba y todos estuvieran en condiciones de igualdad”, reconoció visiblemente afectada tras haberse informado a todos los asistentes del aplazamiento.

Al retraso del tribunal se unió el anuncio de que se dividiría a los examinados en tres turnos que entrarían escalonadamente a hacer el dictado y la prueba aritmética. “Empezaron a entrar en el aula los que tienen apellidos que empiezan por la letra U”, relata uno de los aspirantes, “Cuando terminaron de leer una serie de nombres, los que se quedaron fuera empezaron a abuchear”.

Una novedad, la de dividir a los aspirantes en tres grupos, que no gustó en absoluto a los presentes debido a que suponía una espera -“larga”, como se comentaba fuera en corrillos- pero que la delegada de Recursos Humanos, como ella misma manifestó luego, había ideado precisamente para evitar las numerosas impugnaciones y quejas que se habían registrado en ocasiones anteriores, el año pasado sin ir más lejos.

“En las oposiciones es normal que haya que esperar”, dijo, “pero es la primera vez en 15 años que se produce esto en unas oposiciones del Ayuntamiento. Ha sido una intromisión en el espacio”.

Los sucesos se precipitaron y la bronca que se había ido gestando fuera del aula donde se congregaban el tribunal y los primeros alumnos nombrados, se trasladó al interior. Hasta tal extremo la situación implicó un riesgo evidente de altercado público que en última instancia se decidió alertar a los Cuerpos de Seguridad, a la Policía Nacional en concreto, que se personó en el lugar de los hechos enseguida.

Afortunadamente, aparte de insultos y de obstrucción a la hora de desarrollarse un concurso público del Ayuntamiento, el tema no fue a más teniendo en cuenta que, con casi medio centenar de personas reunidas en este escenario y con los ánimos exaltados, podría haber ocurrido una tragedia. Todos salieron perdiendo, en fin; los aspirantes que habían estudiado, por la pérdida de tiempo, así como los organizadores, debido a que ahora habrá que volver al principio del proceso y volver a publicar la convocatoria, lo que también supone más trabajo.

 

Fuente: Diario de Cádiz

Anuncios

4 comentarios to “¡Qué alegría, que alboroto!”

  1. malatesta said

    Coño, qué putada. Vaya falta de previsión. Tomaré nota para que no me pase a mí, que tengo que organizar pruebas para casi 2000 personas en enero (y no es broma).

  2. ana said

    Qué bien vendida está la moto!! Pobrecillos los del ayuntamiento y qué panda de degeneraos que están hechos los opositores!!
    Amos, anda…
    Que no se te puede dejar solo, que mira la que formas!

  3. valiada said

    Si es que no se os puede dejar entrar a los extranjeros en ningún lao, que vais a mi tierra, un lugar pacífico donde los haya, y na más queréis broncas… así os va con el AVE…

  4. Phoebe said

    ¡qué fuerte!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: